ARQUITECTURAReseñas

Alvaro Siza, edificio en el agua


Shihlien Química Industrial Jiangsu Co, Álvaro Siza + Carlos Castanheira

Situado en el Parque Industrial Nuevo Sal de la ciudad de Huai’an, provincia de Jiangsu, Shihlien Química Industrial Jiangsu es una de las mayores plantas de producción de carbonato de sodio y cloruro de amonio combinado del mundo. La planta tiene una superficie de dos kilómetros cuadrados y emplea tecnologías y los procesos de fabricación más avanzados del mundo.

En 2009 se decidió crear un edificio de oficinas sobre los 100.000m2 del lago artificial (y depósito de agua) del vasto complejo industrial. Para realizar este plan visionario, se invitó al arquitecto Álvaro Siza para encabezar el equipo de diseño. El concepto era crear un edificio que se combinara a la perfección con el elemento más importante en el proceso de fabricación de vidrio, el agua, y al mismo tiempo establecer un perfil arquitectónico de clase mundial para la planta Shihlien. El edificio también representa el primer proyecto de Álvaro Siza en China.

La construcción sobre el agua era enteramente una nueva aventura para Álvaro Siza. Llevó cuatro años el diseño y la construcción. Meticulosamente construido en hormigón visto blanco, la forma curvilínea del edificio de más de 300 metros de longitud, comprende dos niveles por encima del agua y una superficie total construida de aproximadamente 11.000 metros cuadrados.

Evocando un dragón elegantemente realista, el contorno de este edificio ondula suavemente suspendido sobre el agua. Retorciéndose en sí, la forma resulta una entidad autónoma que contrasta con las formas ortogonales del complejo de la fábrica. Cruzando las geometrías curvas, varios puentes de interconexión vinculan los volúmenes.

El diseño aprovecha al máximo su entorno poético y la luz natural. En constante interacción con el medio ambiente, por las tonalidades cambiantes de los reflejos del agua o los diferentes tonos de luz y sombra, el edificio manifiesta una gran cantidad de cambios en la epidermis. Si se ve desde la tierra, el agua o el aire, el edificio transmite una belleza tranquila que se logra cuando el concreto entra en contacto con el fluido.

Álvaro SizaCarlos Castanheira, 2014©

Fotografías: ©Fernando Guerra

Artículo relacionado:  Traslación y rotación

TECNNE  |  Arquitectura + contextos


 

Comment here