ARQUITECTURAReseñas

Adecuación funcional


Remodelación del Teatro de la Universidad de Cuenca, Javier Durán

Tras alrededor de 45 años de funcionamiento, las instalaciones del Teatro Carlos Cueva Tamariz, inaugurado en 1964, quedaron obsoletas. En 2008 la Universidad de Cuenca decidió iniciar la remodelación del Teatro para reintegrar a la Universidad y la ciudad un espacio que cubra las necesidades artísticas actuales y dar una respuesta a un área muy importante de la ciudad, al lado del río Tomebamba.

Los trabajos de remodelación se ejecutaron a partir de los criterios originales del edificio, conservando su estructura principal. Algunos espacios se recuperaron para destinarlos a oficinas de técnicos teatrales, administración, sala de ensayo, camarines temporales y cuartos para afinación de instrumentos y calentamiento de voz, que antes no existían. Otros espacios como el pre-escenario, el escenario, la fosa de orquesta, los sanitarios, la boletería y el vestíbulo de acceso fueron ampliados para mayor comodidad de artistas y público. La ampliación de mayor importancia es la del escenario, cuya profundidad se amplió de 6 a 11 metros, incrementando su superficie en 100 metros cuadrados.

Para mejorar la isóptica, el piso de platea alta se elevó mediante una estructura metálica ajustada a cada peldaño. Las superficies se cubrieron con dos capas de entablado de madera terciada y en el escenario se colocó neopreno para dotarlo de mayor elasticidad. La torre de suspensión de 18 metros de altura es una de las más importantes implementaciones. Cuenta con un sistema de poleas y motores que mueven 23 barras para los telones, la pantalla de proyección, los equipos de iluminación escénica y para efectos especiales, según la escenografía necesaria para cada obra. En este espacio, se instaló también un telón cortafuego, para prevenir la propagación de llamas entre platea y escenario.

Los nuevos sistemas de iluminación, audio, video y cabina de traducción simultánea, serán manejados desde una cabina de control ubicada sobre la parte posterior de la platea. Los estudios acústicos, dictaron que se debía incrementar el volumen de aire de la sala general. Por este motivo,  se reemplazó la cubierta existente por otra instalada 2 metros más arriba. También se colocaron una serie de materiales y paneles absorbentes, reflectantes y difusores en paredes, pisos y cielos rasos.

La sala principal se extendió a los lados, con la creación de dos zonas de bar para los intermedios. Además, las puertas de entrada del vestíbulo se abren completamente a fin de integrar y ampliar este espacio hacia la plaza al aire libre. En las áreas exteriores, una nueva plaza fue diseñada. El espacio exterior creció a 525 metros cuadrados. La iluminación fue colocada de acuerdo con la naturaleza del edificio, al igual que las pasarelas que conectan el teatro con otros espacios universitarios, y en especial con “El Barranco”, un área muy importante donde comienza el centro antiguo de la ciudad.

Javier Durán©

Ubicación:  Cantón Cuenca, Ecuador / Director:  Javier Durán / Colaboradores: Juan Pablo Astudillo, Esteban Avila, Isabel Carrasco, Juan Pablo Carvallo, Rubén Culcay, Diego Proaño, Javier Saltos, Iván Sinchi, Cristian Sotomayor / Promotor y Construcción:  Universidad de Cuenca / Área:  3,182.64 m²

Fotografías: ©Ivan Sinchi, Sebastián Crespo

Artículo relacionado: Reverdecer entre vestigios

TECNNE  |  Arquitectura + contextos

Comment here