Una obra de anticipación

Metrópolis, Fritz Lang, 1926

Por Marcelo Gardinetti

Junio de 2012

La ciencia ficción es una denominación devenida de la literatura fantástica, con la que frecuentemente se califica a Metrópolis, la película de Fritz Lang. Sin embargo, creo que este film no debe considerarse como la imaginería de una fantasía utópica sino como una verdadera obra de anticipación. Metrópolis es una denuncia artística, la declamación a las contradicciones de una civilización marcada por una sociedad de clases.

METROPOLIS DG1

Fritz Lang inició sus estudios en la escuela de arte y arquitectura de Viena, que influyó en su gusto por la estética constructivista y la visión futurista. Cuando se volcó a la cinematografía, adoptó una visión personal instalada entre las vanguardias artísticas de la época y su propia visión personal sobre el cine de masas. Estas referencias en el contexto del convulsionado clima social de la época, quedaran plasmadas en el argumento y la estética de Metrópolis.

En 1925, el cine expresionista Alemán estaba en su apogeo, pero para Fritz Lang, las cualidades de la cultura artística de su país no eran muy alentadoras, cuando afirmaba: ”tenemos arquitectos, todo lo demás es desesperadamente malo” 1. Sin embargo, es en ese contexto donde Lang grafica una metáfora sobre el siglo XXI que marcó un punto de inflexión en la historia de la cinematografía.

El film muestra una ciudad del año 2026 hacinada de enormes edificios atravesados por autopistas aéreas, donde acontece una salvaje diferencia social. Las clases capitalistas viven en la superficie habitando lujosos rascacielos mientras la clase trabajadora se aloja en los subsuelos habitando sótanos insalubres. La paradoja de esta circunstancia es que ninguna de las dos poblaciones conoce la existencia de la otra.

Esta película es portadora de una originalidad fascinante, que narra el desarrollo de la vida en una metrópoli del siglo XXI que conceptualmente no se aleja demasiado de la realidad actual de muchas ciudades. La gráfica fotográfica y el marco que ofrece la película resultan de una cualidad artística superlativa, y su producción fue tan impactante que hace intrascendente el insulso mensaje final donde las clases, representadas por el cerebro (el capital) y el brazo (el trabajo) se reconcilian por el corazón que tanto fastidió a Lang en años posteriores.

El guion fue elaborado por Thea von Harbou, esposa de Lang, inspirada en las historias de Julio Verne y H.G.Wells. Sin embargo, Lang no escapa a la responsabilidad que le cabe: “soy el responsable por lo menos al 50%, porque fui yo el que dirigí la pelicula. Por aquel entonces no era tan consciente políticamente como lo soy hoy. No se puede rodar una película comprometida socialmente diciendo que el mediador entre la cabeza y las manos debe ser el corazón, quiero decir que se trata realmente de un cuento. Pero a mi me interesaban las máquinas” 2

Para producir el film se utilizaron escenografías gigantescas, cientos de maquetas, novedosos efectos especiales y fueron empleados 25.000 extras durante el año que duró la filmación. Los dibujos de los decorados fueron realizados por Otto Hunte, Erich Kettelhut y Karl Vollbrecht y en los efectos especiales Eugen Schüfftan.

La cinta sufrió recortes de distribuidores y censores después de su estreno en Alemania y a través de los años se fueron perdiendo muchas secuencias, despedazada por distribuidores y censores, principalmente en los Estados Unidos, perdiéndose gran parte del metraje original.

Afortunadamente en 2008 se encontraron en Buenos Aires 26 minutos en formato de 16 mm prácticamente inéditos que fueron agregados a la restauración del film realizada en 2001. Esta versión restaurada de Metrópolis fue la primera película que se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO . La última versión restaurada del film data del año 2010.

Fritz Lang, algo más que un director de cine

A pesar que Metrópolis desafía claramente al totalitarismo y que Lang tenía ascendencia judía materna, Metrópolis se convirtió en un filme admirado por Hitler y Goebbels. Como contrapartida, “El testamento del Dr Mabuse”, otra película de Lang, fue la primera cinta prohibida por el régimen nazi. Sin embargo, en 1933 Fritz Lang fue llamado por Goebbels para ofrecerle el manejo de la industria cinematográfica Alemana.

Lang tenía una clara visión sobre el incipiente régimen. “fui llamado por Goebbels, no como yo me temí para dar cuenta de mis películas, sino, para mi asombro, para que el ministro de propaganda del Reich me contara que Hitler le había encargado que me ofreciera el puesto de director de la industria cinematográfica alemana: ‘El Fürer ha visto su película Metrópolis y ha dicho: ¡he aquí el hombre que creará para nosotros el cine nacional socialista!’. Esa misma tarde abandoné Alemania. La conversación duró hasta las dos y media de la tarde, así que los bancos ya habían cerrado y no podía sacar mi dinero. Pero tenía en casa lo suficiente para comprarme un billete a París, de modo que me planté en la Garé du Nord prácticamente sin un céntimo”. 3

Después de rodar una película en Paris en 1934, Fritz Lang se trasladó a Hollywood, donde se destacó como uno de los más altos representantes del cine negro, sin retornar a Alemania hasta finales de la década del 50.

En 1962, Lang recibió un homenaje en vida en el film “Le Meprís” de Jean Luc Godard, donde el personaje principal en la ficción reescribe el guion de La Odisea para una película que se va a rodar en Capri bajo la dirección de Lang, quien también participa representándose a si mismo en la película.

Metrópolis es una utopía deslumbrante de imaginación. Una narrativa de imaginación que no desconoce el compromiso social del arte. Es la fantasía en la realidad y la realidad en fantasía. Su arte es tan abrumador que promueve una aseveración de Luis Buñuel, maravillado por las escenografías de la película: “el cine se convertirá en el interprete fiable de los más osados sueños de la arquitectura” 4

Marcelo Gardinetti, 2012©

Fotografías: Cineol.net

Artículo relacionado: Le Corbusier por Pierre Chenal

TECNNE | Arquitectura y contextos

 

Notas:

Las citas 1 a 4 corresponden al libro de Fritz Lag de Michael Töteberg

Referencias:

Michael Töteberg, Fritz Lang, T&B editors, edición 2006

Claude Baylie, Películas clave de la história del cine, ed.2007

Roger Ebert, las grandes películas, ed. 2003

Escrito en: Narrativa
Autor: Marcelo Gardinetti
Cite: Marcelo Gardinetti, una obra de anticipación, Tecnne
Tags: , , , , , , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons