Reflexiones

Ponencia para el XXV Congreso Panamericano de Arquitectos, Dolores Gómez Macedo

Por Marcelo Gardinetti

Fotografía: Dolores Gómez Macedo

Enero de 2017

“La arquitectura tiene que establecer, con materias primas, relaciones conmovedoras.

La arquitectura está más allá de las cosas utilitarias.

La arquitectura es plástica.

Espíritu de orden, unidad de intención.

El sentido de las relaciones; la arquitectura rige les cantidades.

La pasión hace un drama de las piedras inertes.

Se utiliza la piedra, la madera, el cemento, y con estos materiales se levantan casas, palacios: esto es construcción. El ingenio trabaja.

Pero, de pronto, me conmovéis, me hacéis bien, soy dichoso y digo: es bello. Esto es arquitectura.

El arte está aquí.”

Le Corbusier, La leçon de Rome, Vers une architecture

casa-curutchet-tecnne

La Arquitectura Moderna Sudamericana, refleja una notable influencia de las obras y los principios teóricos desarrollados por Le Corbusier y este vínculo se continúa manifestando en los años posteriores, ya sea por adhesión o reacción.

En la segunda mitad del siglo XX, diversos arquitectos latinoamericanos, de Brasil, Argentina, Chile y Colombia en particular, establecen conexiones proyectuales que se debaten entre los procesos locales y la vanguardia moderna arquitectónica.

Al proyectar la casa Curutchet (1949) en Argentina, Le Corbusier logra uno de sus aspiraciones postergadas, materializar en tierras americanas su arquitectura, capaz de conciliar lo existente y lo nuevo, en un objeto único que condensará:

–              Les cinq points d’une nouvelle architecture (1.926) : los pilotis, la terraza jardin, planta libre, la ventana horizontal y la fachada libre.

–              La fluidez espacial: vacíos, dobles alturas, espacios verticales.

–              El tipo: usos funcionales combinados, vivienda y lugar de trabajo.

–              La promenade architecturale

–              El brise-soleil

–              La relación con el contexto, con manejo de las proporciones y escalas.

Si bien todo lo descripto ha sido citado en numerosos libros, publicaciones, etc.; no podemos dejar de mencionarlo, ya que en función de todo esto, se constituye en sinécdoque para obras de otros arquitectos, donde el juego de tensiones contextuales (entre lo viejo y lo nuevo), de tensiones espaciales, de tensiones geométricas, de tensiones de luces y sombras, definen una arquitectura representativa del movimiento moderno, que forma parte del vasto patrimonio argentino, que tiene el privilegio de contar en su repertorio con una obra de Le Corbusier.

Se debe destacar además que, en la casa Curutchet (1949) se pueden distinguir claramente el lenguaje arquitectónico empleado en obras anteriores de su período de casas “puristas”, en obras tales como la Maison La Roche-Jeanneret (1923) en un barrio burgués de Paris y en la Villa Savoye (1928) en Poissy, pero con un espíritu superador…

En la Maison La Roche-Jeanneret, plantea por primera vez un concepto inspirado en la Acrópolis de Atenas, un teatro para procesiones, donde un recorrido encadena las vistas horizontales y verticales y se aborda el despliegue de planos-muros libres de funciones estructurales.

La Villa Savoye es la imagen misma de los cinco puntos de la nueva arquitectura; en ella se acentúa la voluntad arquitectónica en el exterior y se resuelven las necesidades funcionales en el interior.

Quienes hayan tenido la oportunidad de conocerlas, en una relación directa, recorriéndolas, vivenciándolas en una verdadera aprehensión, pueden recordar algunos elementos en común entre unas u otras:

–              el modo de implantación, relación con el contexto, como componente de la ciudad;

–              la estructura independiente de las envolventes (planta libre)

–              la cubierta plana, terraza jardín, para el esparcimiento

–              la experiencia del espacio basado en la temporalidad del recorrido

–              el manejo excepcional de la luz

–              el juego formal y espacial en horizontal y vertical

“Desde la casa Fallet, que diseña en 1906-1907, hasta sus obras póstumas, resulta asombrosa la intensidad de producción que alcanzó durante seis décadas. Le Corbusier construyó 75 edificios en doce países y diseñó 42 proyectos urbanísticos importantes. Dejó como legado 8.000 dibujos, mas de 400 cuadros, 44 esculturas y 27 cartones para tapices. Escribió 34 libros, que suman unas 7.000 páginas, cientos de artículos y conferencias y una correspondencia privada de 6.500 cartas, que vienen a añadirse a las innumerables de su estudio.” 1

El arquitecto y catedrático Luis Fernández-Galiano, en unas conferencias sobre los cuatro maestros de la arquitectura moderna, Frank Lloyd Wright, Mies van der Rohe, Le Corbusier y Alvar Aalto; destaca la obra y trayectoria individual de quienes constituyen los cánones medulares de la arquitectura del siglo XX.

 Al referirse a Le Corbusier y su libro “Vers une architecture”(1923), expresa:

“muchos lo consideran el libro mas influyente de la arquitectura del siglo XX,(…) pensaba que la arquitectura podías ser, podía reemplazar las transformaciones sociales, una arquitectura extraída del mundo antiguo pero no lo que el mundo antiguo tenía de retórica clásica, las cornisas, los frontones, las guirnaldas, no…sino la geometría que subyacía al gran mundo antiguo.”

“Le Corbusier dice: mi arquitectura es simplemente extraer esa geometría de pirámides, de cubos, de prismas, de esferas, que subyace a esta arquitectura y no la vemos.

Vamos a hacer arquitectura que tenga esa condición geométrica y vamos a hacerla sabiendo que cunado la abstraemos, al mismo tiempo que somos modernos, somos muy antiguos. Mantenemos la continuidad o lo que nos ha precedido.”

Sin duda, Le Corbusier fue un teórico visionario, un hombre polifacético, con una vastísima trayectoria, un riguroso legado, que propuso una arquitectura humana o incluso humanista, con la cual resuelve en cierto modo el “nudo gordiano” de la Arquitectura…

Dolores Gómez Macedo 2016©

Ponencia para el XXV Congreso Panamericano de Arquitectos “Resiliencia en la Arquitectura y el Urbanismo: Permanencia y Temporalidad”:

La Casa Curutchet, El Manifiesto de Le Corbusier en Latinoamérica

Fotografías: ©Dolores Gómez Macedo

Artículo relacionado: La huella de Le Corbusier en Argentina, Dolores Gómez Macedo

TECNNE  |  Arquitectura + contextos

Notas:

  1. COHEN, Jean Louis, Le Corbusier 1887-1965 El Lirismo de la arquitectura en la era mecánica, Taschen, Alemania, 2006,7.
Escrito en: Escritos
Autor: Marcelo Gardinetti
Fotografía: Dolores Gómez Macedo
Cite: Reflexiones,
Enlace corto: http://tecnne.com/?p=25437
Tags: , , , , , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons