Icono racionalista en Amsterdam

Garage Citrohën Amsterdam, Jan Wils

Por Marcelo Gardinetti

Fotografía: Klaas Vermaas

Septiembre de 2012

 

Jan Wils fue una figura relevante de la arquitectura moderna de los Países Bajos del período de entreguerras. Nacido en Alkmaar, en 1891, trabajo desde 1914 en el estudio de H.P. Berlage hasta que en 1917, un año después de conocer a Theo van Doesburg, inicio su actividad independiente  abriendo su estudio en la ciudad de Voorburg.

En 1917 participa de la Fundación del grupo De Stijl y junto a Van Doesburg, Robert Van’Thoff, Vilmos Huzar, Antony Kok, Piet Mondriaan y Georges Vantongerloo, firma el primer manifiesto dado a conocer en la revista del grupo en 1918.

En 1920 Wils le fue encomendado el diseño del complejo habitacional Daal en Berg, Papaverhof, donde incorpora a su arquitectura imbuida en la influencia de la escuela de Berlage, conceptos del incipiente movimiento neoplasticista. Es a partir de este trabajo que Wils es valorado como uno de los arquitectos más importantes de la nueva escuela Holandesa.

A fines de 1924, recibe el encargo para diseñar el edificio que será sede de los Juegos Olímpicos de Amsterdam de 1928. La obra de Wils para el Estadio Olímpico tuvo una trascendencia notable y una identificación muy grande en la ciudad, a tal punto que cuando la fabrica Citroën decide construir un garaje en los terrenos frente a la plaza del estadio olimpico, el municipio sólo le concede el permiso bajo la condición que el diseño de la obra sea encomendado a Jan Wils. La imposición del municipio buscaba una integración equilibrada entre el estadio y el garage, y aunque en un principio el arquitecto no se mostró interesado en ese tipo de edificios industriales, finalmente acepto el encargo.

Citroën comenzó a exportar autos a los Paises Bajos en 1919 y a partir de 1924 la firma instalado talleres que  se  distruibuían en distintos sitios de la ciudad de Amsterdam. La decisión para la construcción de un edificio donde concentrar actividades, también generaba expectativas para el incremento de ventas que podía generar una nueva sede. La construcción del edificio era beneficiosa en términos de desarrollo urbano para Amsterdam, ya que ocupaba un espacio vacante que permitiría dar escala a la plaza de acceso al estadio olímpico.

El diseño de Wils secciona la planta en tres funciones principales que se corresponden con los tres accesos independientes que cuenta el edificio. Cerca de la esquina ubica una de las entradas que conduce al salón principal de exposiciones, donde se exhiben los vehículos de la marca. Otro de los accesos sobre la fachada principal conduce a un taller de servicio rápido de mecánica ligera y lubricación, donde se ubica la rampa de acceso a los talleres del primer piso. La tercera entrada conduce directamente al hall de las oficinas de atención al público y el local para venta de repuestos. En los pisos por encima de las oficina se ubican las dependencias administrativas, el comedor, sanitarios y dos viviendas para el personal residente.

El volumen del taller se materializa a partir de un racional juego de volúmenes cuidadosamente equilibrado y una acertada contraposición elementos verticales y horizontales y de planos transparentes y ciegos. La estructura de hormigón da gran flexibilidad a la planta, y por encima de las transparencias de la planta baja, los pisos altos son iluminados a partir de  grandes paños de ventanas horizontales. La fachada principal fue realizada con ladrillos de color ocre, el mismo material que utilizara Wils 5 años después en el edificio del Teatro de la Ciudad. El Garage Citroën fue inaugurado el 24 de junio 1931 y junto al estadio Olímpico, se transformó en una referencia de la ciudad.

Durante la segunda guerra mundial, el edificio fue requisado para el reacondicionamiento de aeronaves, y al finalizar la guerra se destino al deposito de elementos de la Cruz Roja.

Años después de finalizada la contienda bélica, las ventas de la firma crecieron gracias al lanzamiento de su famoso modelo 2cv, los espacios del garaje resultaron insuficientes y la empresa decidió en 1958 construir un segundo edificio al otro lado de la plaza, también encomendado a Wils. El diseño para la nueva sede esta resumido a una estructura de hormigón color blanco con una envolvente transparente que terminó de conformar los límites de la plaza del estadio. Inaugurado en 1962, concentro los talleres y el depósito de automóviles, y el edificio original quedó limitado exclusivamente a ventas y oficinas administrativas.

En 1970 el edificio original del Garage Citroën fue objeto de una restauración y el ladrillo color ocre fue revestido con estuco blanco, presumiblemente para darle unidad cromática con el nuevo edificio. Actualmente un restaurante con vista a la plaza completa las instalaciones de esta obra singular de la arquitectura moderna de los Países Bajos.

Marcelo Gardinetti, septiembre de 2012©

Imagnes de Portada: ©Klaas Vermaas

Imágenes Internas: ©Osslp van Dulvenbode; panorámica Interna: Google Earth

Imágenes de la Galería de fotos: Vincent Steenberg/Wikipedia

TECNNE | Arquitectura y contextos

Escrito en: Arquitectura
Autor: Marcelo Gardinetti
Fotografía: Klaas Vermaas
Cite: Jan Wils, Garage Citrohën Amsterdam; Tecnne
Enlace corto: http://tecnne.com/?p=4210
Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Los artículos de TECNNE se encuentran bajo la licencia Creative Comons | The articles of TECNNE are found under license Creative Comons